domingo, 31 de mayo de 2015

Por tierras de cátaros

¿Definir brevemente el viaje por " le pays Catare"?....¡ Zambullida en la Historia!...

El proyecto de viaje tenía tres puntos de interés...todos ellos claves en la historia de los cátaros...
Narbona...Carcasona...Albi..


¿Y eso de los cátaros qué es?....Aquí tienes un enlace por si te interesa saberlo
Si has leido el enlace anterior, ya sabrás que toda la zona del sudeste de Francia , era un bocado muy apetecible  tanto para el Papa, como para el rey de Francia..¡ eso fue su perdición!..
Nuestra entrada en zona cátara fue la ciudad de Narbona...


De entrada, nos llamó la atención el nombre..se lo dieron los romanos.. Narbo Martius...primera colonia romana fuera de Italia y posteriormente, capital de la Narbonensis romana...
Damos fe de ello, pues pudimos patear, aunque fueran unos pocos metros, un tramo de la Via Domitia que pasaba por allí..ancha, pétrea..¡ esos romanos!...


También tuvimos ocasión de ver por primera vez el Canal del Midi, con sus casas barco amarradas a la orilla..
Quizás para los tripulantes, o acaso para los paseantes, el caso es que allí a la vista de todo el personal, unos urinarios impúdicamente visibles, se ofrecieron ante nuestros ojos...¡ por supuesto que los utilizamos!....


Pero la perla de la ciudad, era la catedral de los  Santos Justo y Pastor...¡ sí, como la calle de Valencia!..

Es de las más altas de Francia y por fuera es tal una fortaleza...vidrieras, estatuas, capillas... a la luz vespertina, daban una imagen intimista muy a destacar...
Del pasado romano, vimos dos Lobas Capitolinas, regalo de la ciudad de Roma...


Tenemos que agradecer...y agradecemos...la gentileza que tuvo con nosotros el Ayuntamiento...nos proporcionó una "navette" VIP para hacer un recorrido ¡ gratis! por la ciudad..


Al dia siguiente nos dirigimos a una de las abadias más famosas de Francia.L' Abadie du Fontfroide...
Es la típica construcción benedictina...inmensa...cobraban muchos impuestos...


las estancias...como el comedor de legos, dan idea del personal que trabajaba por alli...


Bodegas, despensas....todo ello en proporciones gigantescas...


Un bello claustro evoca las preces y paseos de los frailes...
Tenían un bello jardín en bancales de los montes cercanos...¡ nos sirvió para hacer senderismo!...


Por cierto, si en vuestro viaje por la zona, queréis tomar un cafe matinero, os recomiendo que os lo llevéis en un termo porque en kms a la redonda no lo encontraréis...eso sí,, vino, todo el que queráis

A lo largo del viaje nos pararon dos veces los gendarmes...una en la frontera...nos verían cara de sospechosos..
Y la otra, en plena carretera, nos sacaron fuera de ella, para que pasara un enorme  catamarán que navegaba a todo trapo...jejejejee


Debo confesar que lo que más me ha gustado de todo el viaje,  ha sido la Cité de Carcassonne..así, cité en francés
De lejos, ya evoca un palacio de princesas y caballeros medievales..sus altas yd obles murallas, sus torres con tejados cónicos...todo ello la hace apetecible...


Pero...se imponía la logística..¿no os lo he dicho?..¡ Ibamos de camping!...


Montar las tiendas, y la sorpresa de ver que podíamos acercarnos a la ciudad caminando junto a un riachuelo, a la sombra de centenarios árboles...¡ una gozada!...


Por supuesto, el paseo imponía comer primero...¡ vana ilusión!...comprobamos que las distancias para los naturales del país, tenían diferentes medidas...
La búsqueda de un MacDonals al que nos dirigíamos, para unos eran 700 m, para otros 1 kms y para unos chicos 4 kms....
Por supuesto, desistimos del empeño y nos conformamos con comprar en un super vituallas que nos disimularon las hambres...


Al día siguiente, emprendimos el "ataque" a la Cité...lo hicimos por la Porta Audense que era la que teníamos más cerca...


Optamos por hacer primero un recorrido por el exterior...largo...largo...bueno, la ciudad tiene un perímetro amurallado de casi 3 kms...es el más grande el mundo conocido..


Llegados a la Porta Narbonenense, nos dimos de cara con las hordas de turistas que en inmensas manadas, se dejan buenos dineros en los ,múltiples negocios que hay por alli...


Nos concedimos todo el tiempo del mundo para recorrer las callejas medievales, los pozos de agua  comunales... y la catedral...
Medieval...además de las clásicas capillas y altares, nos ofreció una sorpresa...


Ya desde fuera escuchábamos unos cantos gregorianos, potentes, ricos en matices, a capel.la...
Resulta que cuatro músicos han establecido allí sus reales y cada pocos minutos ofrecen un miniconcierto extraordinario a cuatro voces que pone los pelos de punta..


Eso sí, al acabar el micro canto, hacen merchandising de sus Cd´s...


No son los únicos...lamento ver el comercio que algunos hacen de los sentimientos religiosos...velas con tiempo de caducidad...no basta con que te las cobren...sólo durarán lo que hayas pagado...y encima ponían un cartel diciendo que si no sabias rezar o no tenías tiempo, la vela sustituía tu oración...¡ pá morirse, vamos!


Nos fuimos acercarnos a la entrada de las murallas para comprar los tiquets correspondientes..unos carteles advirtiendo que el paseo no era apto para "vertigueros" me dieron qué pensar...
¡Pues sí...estar allí y no disfrutar del recorrido por las murallas!...luego se vio que no era para tanto...



El paseo empieza por la zona de las almenas...una vez allí, te das cuenta de lo inexpugnable que resultaba la ciudad...saeteras, aberturas para ballestas, orificios para la brea y el aceite hirviendo...barbacanas, torres barraganas...todo un complejo entramado..

.
Y después de mucho rato,...el castillo dentro del castillo...el Palacio Ducal..


Aquí, todavía se acentuaban las defensas...todos los paseos de las almenas, estaban  con cubiertas de madera que protegían a los defensores...


Tengo que deciros que  hasta mediados del s XIX, estaba casi en completa ruina...el personal de la ciudad moderna, utilizó sus murallas como cantera y muchos  edificios de la Bastida de San Luis, se erigieron con esos sillares..¡ reciclaje!...

.
Un tal Eugene le Duc, se tiró casi 50 años  poniendo pasta de su bolsillo...¡ y va y se muere unos cuantos años antes de finalizar la restauración!


La sorpresa fue que a la vista del Canal del Midi que atraviesa la ciudad moderna, nos decidimos a hacer un crucero por esa obra hidraúlica extraordinara...241 kms que unen el Atlántico con el Mediterráneo....si quieres saber más cosas del Canal...


Y cual aguerridos navegantes, zarpamos de Carcasona para efectuar un tranquilo viaje de 15 kms entre ida y vuelta, disfrutando de la naturaleza salvaje que rodea al canal...



Cada pocos kms, era preciso entrar en esclusa que permite superar los metros de desnivel que hay...llegas, te llenan de agua la esclusa, te nivelan y sigues con tu viaje...


Antes los "escluseros" tenían que trabajar de lo lindo.. ahora, llevan unos botoncitos inalámbricos que abren y cierran las compuertas...¡ Descansaoooooos!


Tuvimos que soportar que el "guia polivalente"...nos martilleara sucesivamente en francés, español y en inglés las historias de la ciudad y del canal...amén de incursiones lingüísticas faunísticas...de patos y palomas...¿Cuac, cuac, cuac y gr,gr,gr,... cuando alguno de esos bichos se acercaban al barco...

La última etapa del viaje fue la ciudad episcopal de Albi..


.
Albi la Roja...no por ideología, sino por el color de sus edificios...
Todo, todo, todo lo que hay allí, es de ladrillo rojo...o no habían canteras cerca, o los ladrillos eran muy baratos...casas, iglesias, mercado, puentes, museos...¡ todo rojo!



Parece mentira pero por un momento me pareció estar en Edimburgo...ante mi tenía uno de los lóbregos pasadizos que tanto abundan en la ciudad escocesa y en la que malvivían los pobres..."The Courts" llamaban a esos antros..¡ y allí había uno igual!



La Catedral....
Muy extraña. fuera de lo corriente..
.

Primero...es el edificio con  más ladrillos de todo el mundo...¡eh, que las pirámides son de pedrotas.!
Segundo...los arzobispos debían de tener miedo a los ataques ...parece más una fortaleza que un edificio religioso..
Tercero..donde en otras iglesias la cabecera es el altar mayor, aquí hay multitud de pinturas murales y un inmenso órgano...



Los murales son del siglo XV pero tienen la disposición de un cómic...mostrando el Juicio Final...


El Museo Toulouse Lautrec...pintor de cancanes y bailarinas rivaliza en ladrillos con su vecina catedral..tras meditarlo, optamos por pasar de la visita, pues las obras más destacadas del pintor andan repartidas por los museos del mundo


..de todas maneras, aquí os pongo un enlace por si queréis verlas...

Y el final del viaje fue acercarnos al rio Tarn que atraviesa la villa, con bellas vistas de sus puentes, sus azudes y sus antiguos molinos...¡ como no, todo rojo!

El tiempo amenazaba lluvia y tal como os he dicho, íbamos de camping y no era cuestión de mojarse..así que un largo regreso nos trajo a casita...

P.D....Ya hice un viaje por la zona cátara...esta vez en plan senderista y visitando los escenarios de la guerra de exterminio a la que fueron sometidos..Aquí puedes leer parte de esa crónica






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada